Lograr la prevención de la depresión y suicidio, desde el ámbito académico y la investigación, potenciando la red intersectorial, de salud y la comunidad, favoreciendo un cambio de paradigma que contribuya a la calidad de vida de las personas.